Seguidores

no sufrir


No tengo que sufrir para aprender; ni amar para que me quieran. No me tienen que olvidar para recordarme; y no tengo que vivir dos siglos para aprender qué es la vida. Mi cabeza, las decisiones, y mis ideas propias, son mías y de nadie más..-